Consumo

¿Qué es la ley de talles?

“Nuestra imagen, nuestra autopercepción, dependen mucho de cómo nos vemos y cómo nos vestimos, y cuanto más se margine y estigmatice al gordo, más angustia y más depresión genera. Por eso es tan importante esta ley, para que los fabricantes de ropa hagan talles basados en cuerpos reales y que todos podamos vestirnos con nuestro estilo”.

Con esas palabras, la activista y atleta olímpica Jennifer Dahlgren describe lo que significa la aprobación de la ley nacional de talles, que crea un sistema único que responda a medidas obtenidas de un estudio antropométrico en progreso.
El proyecto conocido como ley de talles, que ya tenía sanción del Senado, busca crear un registro único y estandarizado, accesible para el consumidor y actualizado cada 10 años.
Además, establece medidas contra la discriminación en los comercios y apunta a atacar enfermedades como la bulimia y la anorexia. El SUNITI se contempla tanto en la fabricación, confección, comercialización o importación de indumentaria destinada a la población a partir de los 12 años de edad, de acuerdo a la iniciativa.
El proyecto establece que el Poder Ejecutivo Nacional, a través del organismo correspondiente, deberá realizar en todo el país y cada 10 años un estudio antropométrico de la población, con el fin de actualizar la base de datos.
Además, indica que “todo comerciante, fabricante o importador de indumentaria debe identificar cada prenda de acuerdo con el SUNITI” y la etiqueta debe ser “de fácil comprensión para el consumidor” y debe estar “adherida a la prenda”.
Por otra parte, los comercios estarán obligados a exhibir un cartel de un mínimo de 15×21 centímetros, en un lugar de fácil visibilización, que contenga la tabla de medidas corporales normalizadas.
Sharon Haywood, fundadora y directora de la ONG AnyBody Argentina con presencia global, sintetizó la consigna de la lucha que la organización no gubernamental impulsa por la diversidad corporal y el derecho a vestirse: «No queremos que se glorifique un solo cuerpo, sea gordo o flaco. En las publicidades y en las vidrieras queremos ver distintos tipos de cuerpos, simplemente porque todos tenemos un cuerpo distinto y merecemos representación en los medios y la industria de la moda»
«No trabajamos ese talle«;»Se estira con el uso«, «Es así apretadito«, «Es el único talle que tenemos» o «Talles más grandes no entran en esta marca«, son las respuestas latiguillos que a diario se siguen escuchando en los locales de ropa e indumentaria femenina -especialmente- y masculina también. Las frases se repiten porque las normas vigentes no se cumplen, no se prevén controles y tampoco se fijan multas.
En marzo de este año, el Senado dio media sanción al proyecto por unanimidad y lo giró a Diputados. El proyecto, ahora ley, propugnaba por evitar talles que no correspondan con las medidas antropométricas de la población argentina y que no exporte una cultura Extra Small (XS). También se promovía que la diversidad corporal se aplique al calzado para que nadie se quede con los pies afuera de la posibilidad de abrigarse, adornarse y calzarse sin sufrimientos y con placer.

ACÉRCATE A NUESTRA ASOCIACIÓN PARA REALIZAR TU RECLAMO DE LUNES A VIERNES DE 9 A 13 HS (HORARIO EXTRAORDINARIO)